La Manchuela

Señas De Identidad Histórica

La comarca natural de la Manchuela se encuentra enclavada en la zona nororiental de la provincia de Albacete; Está integrada por 24 municipios.
La realidad paisajística de la comarca descubre importantes diferencias dentro de este espacio geográfico.
La plataforma de la Manchuela, con una altitud entre 650 y 700 m., es zona de viñedos y de clara vocación agrícola, es cortada abruptamente por los valles del Júcar y del Cabriel, auténticos “oasis” naturales de gran belleza paisajística, donde la climatología es menos dura.
La comarca se encuentra surcada por una amplia red de carreteras que comunican fácilmente entre sí todos los municipios, teniendo en cuenta que una característica de esta comarca es la proximidad entre sus pueblos (no existe ningún tramo de unos 15 Km. entre dos núcleos habitados).
A caballo entre dos zonas históricas y socioeconómicas muy fuertemente caracterizadas, la comarca de La Manchuela se ha distinguido por ser tierra de tránsito con influencias muy diversas.


De la antigüedad se conservan en toda la comarca restos muy abundantes procedentes de los últimos momentos de la Edad del Bronce (cultura de Las Motillas Manchegas) y, sobretodo, de estratos íberos e ibero-romanos.
Los yacimientos no han sido excavados ni estudiados, por lo que su importancia está por determinar. Muchos de ellos han sido expoliados.
Durante la presencia musulmana en España, se desarollaron a lo largo del valle del Júcar una serie de enclaves de gran vitalidad, como Jorquera y Alcalá del Júcar; por lo cual no sería de extrañar que , en esta zona existiesen aldeas o alquerías dependientes de dichas poblaciones.
Pero es a raíz de La Reconquista de estas tierras durante el siglo XIII, a cargo del poderoso municipio de Alarcón, cuando alguna de nuestras poblaciones comienzan a figurar en las documentaciones históricas.
En el siglo XIV la comarca se integra en el Señorío de Villena.
En tiempos de los Reyes Católicos la mayor parte de las tierras del marquesado de Villena pasan a la Corona.

Sector Agrícola Y Ganadero

La agricultura es la actividad básica de la comarca.
El cereal es el protagonista de los cultivos, fundamentalmente al sur del río Júcar y en el Rincón de Ves. Los cultivos cerealistas, predominantemente en secano, son trigo y cebada.
La villa ocupa el 40 % de superficie.
El cultivo vitícola se dedica prácticamente en su totalidad a la producción de vinos. Son caldos con buenas posibilidades y poca difusión, estando la oferta poco diversificada.
Otros cultivos complementarios suponen el 18 % de la superficie, como son: el almendro, ciruelo, girasol, hortalizas, leguminosas, olivo, champiñón y azafrán. Azafrán: La comarca de La Manchuela es la que más extensión ha dedicado tradicionalmente en España.
Tristemente en los últimos tiempos está en franca recesión.